Qué es la rinitis?

marina

Usuario
Miembro del equipo
La rinitis es una inflamación de la mucosa que cubre las fosas nasales.

Se caracteriza por la aparición de los siguientes síntomas: rinorrea, estornudo, prurito (picor) nasal, congestión nasal y goteo postnasal.

Podemos clasificar a las rinitis en rinitis alérgicas y rinitis no alérgicas. Dentro de estas últimas se encuentran la rinitis infecciosa producida agentes infecciosos como virus y bacterias, rinitis vasomotora, rinitis inducida por medicamentos o la rinitis atrófica.

El tratamiento de elección de las rinitis se establece en función de la etiología de la enfermedad.

Son importantes las medidas higiénico-dietéticas como:

Hidratación adecuada.

Evitar alérgenos.

Lavados nasales.

También evitar exposición a tóxicos.

Y evitar la utilización de ciertos medicamentos.

Dependiendo del tipo de rinitis utilizaremos diferentes fármacos: antihistamínicos, corticoides, antibióticos (si existe infección bacteriana), descongestivos nasales, etc. El laboratorio Heel España ha lanzado Tusheel Respir, spray nasal para la rinitis, además del conocido ya Heel Euphorbium Compositum spray nasal.

Muchos descongestivos nasales presentan efecto rebote y no deben administrarse en personas con hipertensión, insomnio, agitación o taquicardia. Es por ello que no se recomienda su empleo de manera habitual.

La inmunoterapia es el único tratamiento que puede alterar el curso de la enfermedad, reduciendo la aparición de asma, la hiperreactividad bronquial y las crisis asmáticas estacionales. Hay que consultar su alergólogo.

En todos los casos de rinitis se recomiendan el empleo de lavados nasales, tanto en niños como en adultos, para un mejor control de síntomas y como terapia coadyuvante a otros medicamentos.


El lavado nasal es muy útil en las rinitis crónicas como tratamiento de primera elección.


Existen productos naturales con componentes como el aloe vera y el ácido hialurónico que pueden ser útiles en el control de los síntomas de las rinitis en general.

El ácido hialurónico es un polisacárido del tipo de glucosaminoglicanos con una textura viscosa, siendo componente del epitelio respiratorio y tiene un papel importante en el aclaramiento mucociliar de las vías respiratorias superiores.

Se trata de un mecanismo de defensa natural por el cual las partículas contaminantes que introducimos en el organismo a través de la respiración son atrapadas y filtradas por la capa de mucosa que recubre el propio epitelio.

El ácido hialurónico tiene también un papel importante en los procesos de reparación y curación.

Su uso en aerosol o nebulizador (spray), en las fosas nasales es útil en enfermedades que provocan inflamación ya que, se trata de una sustancia eficaz y segura que facilita la recuperación y la restauración del epitelio mucoso y ayuda a eliminar los alérgenos.


El aloe vera es una planta cuya composición química es muy compleja. Tiene propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias, estimula el sistema inmunológico y el crecimiento de las células, es antiséptica y acelera la reparación y regeneración de los tejidos (cicatrizante).

Algunos componentes del aloe vera como el acemanano, el enzima bradiquinasa y algunas antraquinonas ayudan al organismo a inhibir la respuesta alérgica hasta su parcial o total desaparición, por lo que es útil en rinitis alérgica, reduciendo la irritación provocada en las fosas nasales.

Por otro lado, trabajos recientes sugieren que el aloe puede tener una acción inmunomoduladora y antiviral.


Por todo lo expuesto, cabe pensar, que la utilización de nebulizaciones con agua marina, solución hipertónica salina, acido hialurónico y aloe vera, pueden resultar muy útiles y de primera elección en el abordaje terapéutico de las rinitis alérgica o la rinitis en general.
 
Arriba